Coronavirus – COVID 19: Nuevas medidas en materia económica y laboral para reducir el impacto sobre la economía peruana

El D.U 029-2020 (pub. 20-3-20) ha establecido medidas extraordinarias (vigentes hasta el 31-12-20) a fin de reducir el impacto adverso que puede ocasionar el COVID-19 en la economía peruana. A continuación, presentamos un resumen y comentarios sobre lo dispuesto en el citado decreto:

CREACIÓN DEL FONDO DE APOYO EMPRESARIAL A LAS MYPE – FAE MYPE

Se ha creado el Fondo de Apoyo Empresarial a la MYPE (FAE-MYPE) con el objeto garantizar los créditos para capital de trabajo otorgados a las MYPE, así como reestructurar y refinanciar sus deudas. Según la norma, son elegibles como beneficiarios del FAE-MYPE, las MYPE que desarrollen actividades de producción, turismo, comercio y servicios conexos, que:

  • Obtengan créditos para capital de trabajo a partir de la entrada en vigencia del Decreto de Urgencia (21-3-20), según los parámetros establecidos por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) para créditos a microempresas y pequeñas empresas; o,
  • Cuenten con un crédito vigente y se encuentren clasificadas en la central de riesgo de la SBS en la categoría “Normal” o “Con Problemas Potenciales” (CPP) a febrero de 2020 y requieran una reprogramación o refinanciamiento a partir de la entrada en vigencia del Decreto de Urgencia (21-3-20)

Finalmente, se ha dispuesto que, en un plazo no mayor de 10 días hábiles contados a partir de la entrada en vigencia del decreto, se publicará el Reglamento Operativo que establezca disposiciones complementarias que resulten necesarias para el adecuado funcionamiento del Fondo.

REDUCCIÓN DEL RIESGO DE PROPAGACIÓN DEL COVID-19 EN LOS CENTROS DE TRABAJO: SECTOR PRIVADO

Modificación de turnos y horarios de trabajo – Horarios escalonados

Se ha autorizado a los empleadores para que, durante el plazo de vigencia de la emergencia sanitaria, puedan modificar y establecer de manera escalonada los turnos y horarios de trabajo de sus trabajadores como medida preventiva frente al riesgo de propagación del COVID-19, sin menoscabo del derecho al descanso semanal obligatorio.

COMENTARIOS SOBRE EL SENTIDO DE LA NORMA:

  • La Emergencia Sanitaria tiene una vigencia de 90 días calendario computados desde el 12-3-20 (entrada en vigencia del D.S 008-2020-SA) hasta el 10-6-20.
  • El D.U 029-2020 autoriza la modificación de turnos y horarios de trabajo hasta el cumplimiento del plazo de vigencia de la Emergencia Sanitaria, es decir, hasta el 10-6-20,
  • El Estado de Emergencia Nacional (D.S 044-2020-PCM) rige hasta el 30-3-20. Por tanto, siempre y cuando se levanten las restricciones al libre tránsito y se autorice el retorno a los centros de labores, la autorización de modificar los turnos y horarios de trabajo regirá desde el 31-3-20 hasta el 10-6-20.
  • El D.U 029-2020 autoriza a los empleadores a modificar los horarios y turnos, lo que debe entenderse como la facultad para aplicar de manera unilateral dicha medida. Es importante tener en cuenta ello, pues la Ley de Jornada de Trabajo, Horario y Trabajo en Sobretiempo (D. Leg. 854), si bien prevé la posibilidad de modificar la jornada, horarios y turnos, establece un procedimiento de comunicación y consulta con los trabajadores afectados con la modificación.
  • La autorización comprende la posibilidad de aplicar turnos y horarios de manera escalonada. A través de este sistema de horario, el empleador podrá establecer distintas horas de inicio y término de la jornada laboral para diferentes grupos de trabajadores del centro de trabajo. Según la OIT, este sistema se utiliza con la finalidad de disminuir los problemas suscitados en ciertas horas punta por la congestión del tráfico y el exceso de pasajeros en el transporte público, así como ayudar a los trabajadores con responsabilidades familiares. En ese sentido, con esta medida no solo se buscaría evitar la propagación del virus en los centros de trabajo, sino también en la vía pública.

Medidas para garantizar la adecuada prestación y acceso a los servicios y bienes esenciales

Se ha establecido que durante la vigencia de la declaratoria de estado de emergencia nacional los empleadores deberán adoptar medidas que resulten necesarias a fin de garantizar la adecuada prestación y acceso a los servicios y bienes esenciales que resulten estrictamente necesarios para evitar la propagación del COVID-19.

COMENTARIO SOBRE EL SENTIDO DE LA NORMA:  La norma de referencia comprende a los centros de trabajo autorizados para realizar actividades durante el estado de emergencia nacional, es decir, aquellos que prestan servicios esenciales conforme a lo dispuesto en el D.S 044-2020-PCM (abastecimiento de alimentos, producción de productos farmacéuticos y de primera necesidad, venta de combustible, etc.).

Licencia con goce de haber, compensación de horas o acuerdo de las partes sobre el tiempo dejado de laborar

En el caso de las actividades no comprendidas en el párrafo anterior (servicios esenciales) y, siempre que no se aplique el trabajo remoto, los empleadores otorgarán una licencia con goce de haber. En el caso del sector privado, se aplicará lo que acuerden las partes. A falta de acuerdo, corresponderá la compensación de horas posterior a la vigencia del estado de emergencia nacional.

COMENTARIO SOBRE EL SENTIDO DE LA NORMA: La norma de referencia, si bien establece el otorgamiento de licencia con goce de haber, párrafo siguiente, propone dos fórmulas con relación a la recuperación de las horas dejadas de laborar producto de la suspensión:

  • “En el caso del sector privado, se aplica lo que acuerden las partes” y
  • “a falta de acuerdo, corresponde la compensación de horas posterior a la vigencia del Estado de Emergencia Nacional.

En nuestra opinión, cuando la norma establece un “acuerdo de las partes”, está permitiendo la aplicación de un mecanismo compensatorio adicional de recuperación de horas. Uno de estos mecanismos podría ser, por ejemplo, el goce de las vacaciones vencidas, ganadas o adelantadas. Téngase en cuenta que esta disposición rige a partir de la entrada en vigencia del D.U 029-2020 y una vez que se autorice el retorno de los trabajadores a los centros de trabajo. Antes del D.U 029-2020, el D.U 026-2020 sólo dispuso el otorgamiento de licencia con goce de haber con cargo a compensación posterior.

En la normativa vigente, el art. 15 del D.S 003-97-TR prevé la posibilidad de suspender la relación laboral y otorgar vacaciones vencidas o anticipadas (por caso fortuito o fuerza mayor); sin embargo, para la procedencia de esa medida, se requiere de la comunicación y autorización de la AAT, lo cual, bajo las circunstancias actuales (paralización de todas las actividades), resulta inviable.

Consideramos acertada la medida adoptada por el Gobierno. El otorgamiento de licencia con goce haber (D.U 026-2020) es una medida que genera un impacto económico negativo sobre los empleadores.

A través del documento “COVID-19 and world of work: Impacts and responses”, la OIT ha señalado que la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 podría aumentar el desempleo en casi 25 millones de personas a nivel mundial. Bajo estas circunstancias, resulta conveniente adoptar medidas que disminuyan el impacto que se va a generar sobre las empresas, teniendo en cuenta la extensión del periodo de emergencia sanitaria y que, en el Perú, la fuerza de trabajo determina la generación de liquidez en las empresas, muchas de ellas, micro y pequeñas empresas.

Compartir

Sobre Dr. David Corthorn Nolte

Abogado de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Se desempeña como el responsable de los Manuales de Regímenes Aduaneros y del Régimen Laboral. Anteriormente, ha desempeñado funciones en el Tribunal Fiscal, la Sunat y diversas empresas consultoras.