Norma XVI: Publicación en el portal web de SUNAT de “Esquemas de alto Riesgo Fiscal”

La SUNAT ha publicado en su portal web la primera versión del catálogo “Esquemas de alto Riesgo Fiscal”, en el que se describen situaciones de diversa naturaleza que pueden implicar un potencial incumplimiento tributario y, en los casos que correspondan, la aplicación de la Norma XVI del Título Preliminar del Código Tributario.

Según lo previsto en dicho catálogo son cinco los esquemas que se han considerado:

  • Esquema 1: Deducción de regalías por cesión en uso de marca (cambio de titularidad de la marca).

Una empresa constituida en el Perú es titular de una marca cuya explotación genera rentas gravadas. Esta empresa tiene un accionista que tiene 90% de participación.

La empresa decide no renovar el registro de la marca. El accionista mayoritario inscribe la marca a su nombre y luego la cede en uso a la empresa. Por ello percibe regalías gravadas con la tasa efectiva del 5% del IR. La empresa deduce como gasto las regalías que paga.

Observación: IR dejado de tributar por la empresa (según catálogo): 24.5%

  • Esquema 2: Enajenación de compañía peruana a través de un patrimonio autónomo.

Se tienen 3 empresas: A, B y C. A es domiciliada en el país “X”, B está constituida en el Perú y C es domiciliada en el país “Y”.

A constituye un patrimonio autónomo para efectos de la legislación del país “X”, recibiendo derechos no representativos de capital. El patrimonio autónomo adquiere el 99% de las acciones de B (empresa constituida en el Perú); sin embargo, no tiene activos adicionales ni realiza función alguna.

A transfiere a favor de C (compañía domiciliada en el país “Y”) los derechos no representativos del capital que involucra la transferencia de acciones de B. Dicha transferencia no genera renta gravada con el IR en el Perú.

Observación: IR dejado de tributar por la empresa (según catálogo): 30% (enajenación directa)

  • Esquema 3: Redomicilio de una empresa para uso de CDI.

Se tienen 3 empresas: A, B y C. A y B son domiciliadas en el Perú y C es domiciliada en el país “X” (que no tiene CDI con Perú).

C es propietaria de las acciones emitidas por A. C se redomicilia del país “X” al país “Y” con el cual el Perú sí tiene un CDI. En dicho convenio se establece que la ganancia de capital por venta de acciones sólo se grava en el país de residencia. Además, según la legislación del país “Y” no se grava dicha ganancia. Posteriormente, C vende a B las acciones que posee en A.

Observación: El uso del CDI involucra que el pago del IR a las ganancias de capital se realice en el país de residencia. En aplicación del CDI, C no pagaría el IR en el Perú, aún cuando hubiere generado renta de fuente peruana. Tampoco pagaría el IR en el país “Y” por los beneficios establecidos en dicho país, con lo cual obtendría una doble no imposición.

  • Esquema 4: Cesión de marcas y capitalización de créditos.

Se tienen 3 empresas: A, B y C. A está constituida en el Perú, B está constituida en el país “X” y C es domiciliada en el país “Z” (paraíso fiscal).

A es titular de 3 marcas que explota a nivel internacional. Transfiere en propiedad dichas marcas a B, constituida en el país “X” en el que sólo se tributa por rentas de fuente nacional.

B deposita las rentas obtenidas por la explotación de las marcas en las cuentas de C. A celebra un contrato de mutuo con C, y esta última se convierte en accionista de A a través de la capitalización del préstamo.

Observación: En el supuesto descrito no se cumplieron las condiciones para aplicar el régimen de transparencia fiscal internacional. Luego de la transferencia de las marcas, las regalías generadas no pagan IR en el Perú ni en ningún otro país. Las rentas generadas por la explotación de las marcas las recibe A mediante el préstamo de C y no paga impuesto alguno por ellas.

  • Esquema 5: Contrato de gerenciamiento.

A y B son empresas domiciliadas en el Perú, vinculadas entre sí y que suscriben un contrato. B se compromete a brindar servicios de gerenciamiento a favor de A. A tal efecto, los gerentes de A se desvinculan laboralmente de esta y se incorporan como trabajadores de B; sin embargo, siguen ejerciendo las mismas labores en A.

A la fecha de suscripción del contrato, B arrastra pérdidas tributarias de ejercicios anteriores. El valor pactado a favor de B por el contrato de gerenciamiento, aun cuando es a valor de mercado, es mayor con relación al valor de retribución que, por los mismos servicios, A retribuía a sus gerentes cuando estuvieron en planilla.

Observación: A ya no deduce como gasto las remuneraciones pagadas a los gerentes, pero sí deduce un importe mayor por la retribución que paga a B. Este último, por su parte, genera renta gravada por la retribución que recibe de A; sin embargo no paga IR porque tiene pérdidas de ejercicios anteriores.

Cada uno de estos esquemas tiene una descripción, análisis y efectos. Para descargar el referido catálogo haga click aquí.

Compartir

Sobre Dra. Sofía Chirinos

Abogada por la Universidad de Lima con estudios en el Programa de Especialización para Ejecutivos (PEE) de Derecho Corporativo de la Universidad ESAN. Se desempeña como abogada especialista en temas de tributación en la Editorial Economía y Finanzas S.R.L. Anteriormente, ha desempeñado funciones como asistente en el área de Tax & Legal de Deloitte.