Retenciones a no domiciliados: Intereses pagados a entidad financiera no domiciliada

Informe 152-2019-SUNAT/7T00000 de 24-10-19

(Haga click aquí para ver el texto completo del informe)

Consulta: Tratándose de una entidad financiera no domiciliada que suscribe un contrato de préstamo con una empresa domiciliada y que celebra un contrato de participación con una entidad financiera domiciliada, obligándose esta última a proveerle de capital, ¿procede que la empresa domiciliada efectúe la retención del Impuesto a la Renta por la totalidad de los intereses pagados a la entidad financiera no domiciliada?

Respuesta: “En el supuesto de una empresa domiciliada que pague intereses a una entidad financiera no domiciliada, como consecuencia de un préstamo otorgado por esta última, quien a su vez ha celebrado un contrato de participación con una empresa financiera domiciliada que le provee de fondos; la empresa domiciliada debe efectuar la retención del Impuesto a la Renta de cargo del contribuyente no domiciliado respecto de la integridad de los intereses pagados, en tanto ellos constituyen rentas de fuente peruana para la entidad financiera del exterior, sin discriminar la procedencia de los fondos que han sido materia del préstamo obtenido a su favor.2

Fundamentos:

  • La entidad obligada a actuar como agente de retención -esto es, la empresa domiciliada- posee una relación jurídica patrimonial con la empresa financiera no domiciliada en virtud a un contrato de mutuo, el cual otorga la calidad de mutuante y mutuatario a cada una de las dos partes intervinientes y origina la obligación de abonar intereses. En ese sentido, la empresa domiciliada en la cual confluye la condición de agente de retención y mutuataria del contrato celebrado con la mutuante se encuentra en la obligación de retener el Impuesto a la Renta que grava los intereses que debe pagar a la empresa financiera no domiciliada, siendo irrelevante para este efecto que los fondos mediante los cuales se ha viabilizado el préstamo provengan de recursos propios o de otros contratos celebrados por el mutuante con terceros.
  • Como consecuencia de ello, la empresa domiciliada debe efectuar la retención del Impuesto a la Renta de cargo del contribuyente no domiciliado respecto de la integridad de los intereses pagados, en tanto ellos constituyen rentas de fuente peruana para la entidad financiera del exterior (mutuante), sin discriminar la procedencia de los fondos que han sido materia del préstamo obtenido a su favor.
  • Bajo el escenario en que exista un contrato asociativo entre la empresa financiera no domiciliada y la entidad financiera domiciliada a efecto que esta última le otorgue fondos, se tiene que en rigor la relación jurídica derivada de este convenio se produce entre estas dos partes en el convenio, siendo que el mutuatario no adquiere derechos ni asume obligaciones en virtud a dicho contrato de participación.

_________________

“2. Ello, sin perjuicio de la facultad de la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria – SUNAT de recalificar los actos económicos del contribuyente y exigir el pago de impuestos omitidos que le otorga la Norma XVI del Título Preliminar del Texto Único Ordenado del Código Tributario, aprobado por el Decreto Supremo N.º 133-2013-EF, publicado el 22.6.2013 y normas modificatorias.”

Compartir

Sobre Editorial Economía y Finanzas

Empresa dedicada desde hace más de 40 años a la elaboración de Manuales Legales con actualización permanente en las áreas Tributaria, Laboral, Societaria y de comercio exterior.

Al igual que con nuestros manuales, en este blog apuntamos a brindar información confiable, lo que permita su óptimo aprovechamiento por nuestros lectores.