Pronunciamiento de la Corte Suprema en el caso Savia S.A.A a propósito del goce del crédito fiscal por importaciones

industrial-720706_1280

Presentamos la síntesis de la Casación N° 14785-2014 Lima de 14 de junio de 2016 en la que la Corte Suprema ha considerado que Savia S.A.A no tiene derecho a gozar del crédito fiscal del IGV por las importaciones, por haber sido Petroperú quien realizó el pago del IGV y quien tenía, en virtud del Decreto Ley 22774, derecho a deducirlo como gasto para la determinación de su renta neta.

I) Los antecedentes

La empresa Savia S.A.A (en adelante S.A.A) había suscrito un contrato de operaciones de explotación y exploración por hidrocarburos con Petroperú al amparo del D. Ley 22774. Según lo establecido en una de las cláusulas del mismo, ésta debía entregar los recursos a aquélla para realizar el pago del IGV de las importaciones y a deducirlo como gasto para la determinación de su renta.

La S.A.A utilizó el crédito fiscal por las importaciones realizadas. La SUNAT cuestionó dicha utilización. Mediante RTF 17619-1-2012, se confirmó la apelada. De acuerdo al Tribunal Fiscal no era posible utilizar dicho crédito porque el IGV había sido pagado por Petroperú y no por la S.A.A.

La empresa demandó la nulidad parcial de dicha resolución. La SUNAT y el Procurador Público del MEF señalaron que el D.Ley 22774 estableció la obligación de Petroperú de pagar los tributos por la importación de los bienes que realizara el contratista (esto es, la S.A.A) y su derecho a deducirlo como gasto, mas no era posible que ésta lo utilizara como crédito fiscal.

La sentencia de primera instancia declaró fundada la demanda, ordenando a las demandadas restituir el derecho de la S.A.A al uso del crédito fiscal. Indicó que la condición de contribuyente del IGV de la S.A.A era irrefutable, pues fue ella quien solicitó el envío a consumo de los bienes provenientes del exterior, esto es, realizó la importación.

El MEF y la SUNAT apelaron dicha sentencia. La sentencia de vista confirmó la apelada. Se interpuso recurso de casación, demandando la infracción normativa de, entre otros, los arts. 69 de la LIGV, 7 y 9 del Código Tributario y del D.Ley 22774.

II) La cuestión controvertida

La S.A.A, ¿es el deudor tributario del IGV, dada su calidad de contribuyente importador y, por lo tanto, tiene derecho al crédito fiscal del IGV de las importaciones pagado por Petroperú?

III) El fallo de la Corte Suprema

La S.A.A no tiene derecho a gozar del crédito fiscal del IGV de las importaciones, pues fue Petroperú quien realizó el pago del IGV y quien tenía derecho a deducirlo como gasto para la determinación de su renta neta.

IV) Los fundamentos

La Corte Suprema declaró fundado el recurso de casación por las razones siguientes:

  • El art. 69 de la LIGV “prohíbe que el pago del IGV sea utilizado al mismo tiempo como : i) costo o gasto deducible para la determinación del Impuesto a la Renta o ii) como crédito fiscal.” Por lo tanto, “si el IGV constituye gasto o costo para efectos de la aplicación del IR, entonces ya no se tiene derecho a aplicarlo como crédito fiscal y, por el contrario, si se aplica como crédito fiscal ya no procedería su empleo como costo o gasto para la determinación del Impuesto a la Renta”
  • De la interpretación sistemática de las cláusulas del Contrato de Operaciones de Exploración y Explotación por Hidrocarburos” aprobado en virtud del D.Ley 22744 y del art. 69 de la LIGV, así como de los artículos 7 y 9 del Código Tributario, se concluye que “el responsable y obligado al pago del IGV es Petroperú y que … (la S.A.A) no tiene derecho a utilizar el IGV como crédito fiscal, pues fue utilizado por Petroperú como costo o gasto para determinar el Impuesto a la Renta.” En ese sentido, “por mandato legal, el IGV pagado y deducido como gasto para la determinación del Impuesto a la Renta por parte de Petroperú, no puede ser utilizado por Savia como crédito fiscal, caso contrario, podría devenir en detrimento para la recaudación tributaria…”

V) Conclusión

De acuerdo con la sentencia de casación sólo tiene derecho a gozar del crédito fiscal quien califica como deudor tributario, que según la Corte Suprema, es quien paga el impuesto; aun cuando quien desea gozar del mismo califique como contribuyente o importador y hubiere sido otro quien realice el pago del IGV.

Compartir

Sobre Dra. Sofía Chirinos

Abogada por la Universidad de Lima con estudios en el Programa de Especialización para Ejecutivos (PEE) de Derecho Corporativo de la Universidad ESAN. Se desempeña como abogada especialista en temas de tributación en la Editorial Economía y Finanzas S.R.L. Anteriormente, ha desempeñado funciones como asistente en el área de Tax & Legal de Deloitte.